El dolor Ciático


¿Qué es la ciática?
nervio ciatico
Usted sabe cómo se siente: un dolor punzante que baja por su pierna. También es probable que tenga hormigueo o adormecimiento. Su médico dice es ciática, pero para confundir las cosas, la ciática no es realmente una enfermedad. Es un término médico usado para describir síntomas (el dolor punzante, el hormigueo y el adormecimiento) causados por una afección en la parte baja de la espalda.
Esto significa que su ciática podría ser provocada por un disco herniado o abultado, una enfermedad degenerativa del disco, un síndrome piriforme, un embarazo, una estenosis espinal, un tumor espinal o una infección espinal, una espondilolistesis o un trauma.
Cualquiera de estas enfermedades puede ejercer presión sobre el nervio ciático o las raíces nerviosas relacionadas en la parte baja de su espalda. Y esa presión es lo que produce el dolor y los demás síntomas.
Su doctor también puede llamar ciática a una radiculopatía: un término médico usado para describir dolor, adormecimiento, hormigueo y debilidad en brazos o piernas. Dado que la ciática se origina en la parte baja de su espalda, la columna lumbar, se la llama radiculopatía lumbar
El nervio ciático es el más largo y grande del cuerpo, y mide tres cuartos de pulgada de diámetro. El nervio ciático se origina en el plexo sacro: una red de nervios en la parte inferior de la espalda (columna lumbosacra). La columna lumbosacra es la combinación de la región lumbar y sacra. El nervio ciático y sus ramas nerviosas permiten el movimiento y las sensaciones (funciones motoras y sensoriales) en el muslo, la rodilla, la pantorrilla, el tobillo, los pies y los dedos. A continuación se encuentra una ilustración del nervio ciático y la columna lumbosacra.
Síntomas de ciática Si el nervio ciático se lesiona o se inflama, provoca los síntomas que llamamos ciática. Ésta puede provocar dolores intensos en cualquier parte del recorrido del nervio ciático, desde las nalgas hasta los dedos de los pies. Si el nervio sufre una compresión causada por afecciones como una hernia de disco o un disco abultado o un tumor (poco frecuente), entre los síntomas puede haber pérdida de reflejos, debilidad y entumecimiento, además de dolor intenso. El dolor del nervio ciático puede dificultar actividades diarias como caminar, sentarse y estar de pie.
Cómo puede propagarse el dolor de ciática El nervio ciático sale del sacro (área pélvica) a través de un pasaje nervioso llamado foramen ciático. En la parte superior del nervio ciático se forman dos ramas: la articular y la muscular. La rama articular abastece a la articulación de la cadera. La rama muscular sirve a los músculos flexores de la pierna; los músculos que posibilitan el movimiento.
El nervio ciático también posibilita el movimiento (función motora) y las sensaciones (función sensorial) en el muslo, la rodilla, la pantorrilla, el tobillo, los pies y los dedos. Hay otras estructuras nerviosas complejas que están involucradas: los nervios peroneos y tibiales. Los primeros se originan en las raíces nerviosas de las vértebras lumbares cuarta y quinta (L4-5) y en los niveles primero y segundo del sacro (S1-2). Al salir de la pelvis, los nervios peroneos bajan por las partes frontal y lateral de la pierna y por la parte externa de la rodilla hasta el pie. Los nervios tibiales se originan a partir de las raíces nerviosas en las L4-5 y S1-3. Los nervios tibiales pasan por delante de la rodilla y bajan hacia el pie (talón, planta, dedos).